jueves, 22 de noviembre de 2012

la química y la tecnología




La química es la ciencia que se dedica al estudio de la estructura, las propiedades, la composición y la transformación de la ; también es la ciencia que analiza las reacciones entre compuestos químicos. Por el otro lado, la tecnología es la aplicación de un conjunto de conocimientos y habilidades con el objetivo de conseguir una solución que permita al ser humano resolver un problema determinado y, así, lograr satisfacer una necesidad en un ámbito concreto. Pero ¿que otros elementos definen la química y la tecnología?
La química y la tecnología
La química pertenece a las ciencias básicas, ya que aporta conocimientos a numerosos campos (como la biología, la medicina, la farmacia, la geología, astronomía o las ingenierías). A más de esta clasificación, también podemos englobar a la química dentro de las ciencias empíricas, que se definen por el uso al método científico (observación, experimentación y registro de resultados) para generar conocimiento; y las ciencias fácticas naturales.

En cambio, podemos entender que la tecnología no es una ciencia por derecho propio sino que es una aplicación de la química u otras ciencias para conseguir una finalidad concreta. Se trata de una aplicación práctica de aquel saber que ha generado el hombre en otras áreas de conocimiento. Un aparato tecnológico surge cuando hay una necesidad concreta que resolver. Para hallar la solución al problema en cuestión, los científicos analizan el asunto y trabajan con diversos materiales hasta que encuentran la manera de diseñar un artefacto apropiado.

Existen diversas ramas de conocimiento o disciplinas dentro de la química, que se dividen según el campo de estudio (tipo de estudio o clase de materia). Entre estas disciplinas encontramos la química orgánica, la química inorgánica, la bioquímica  (que se especializa en la investigación de las sustancias presentes en entidades biológicas), la físico-química (estudio de la energía de los  químicos), la química analítica y la neuroquímica entre otras tantas. Un aspecto que comparte con la física es el estudio de  las partículas fundamentales (neutrones, protones y electrones), pero también la investigación con átomos, moléculas y partículas compuestas.

La tecnología, a pesar de no ser una ciencia, también dispone de una serie de disciplinas en las que subdividir las áreas temáticas del conocimiento que engloba. Algunas de las disciplinas de la tecnología son: la informática, la robótica, la domótica, la neumática, la electrónica, la urbótica o la inmótica, entre otras muchas más. Todas las disciplinas de la tecnología están destinadas a satisfacer en un ámbito u otro las necesidades del ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada